Anasayfa | 100 Preguntas y Respuestas Sobre el Islam

¿Cuál es el concepto de servidumbre en el Islam?¿Qué significa servir (adorar) a Al-lah?


La servidumbre es un acto que organiza la relación entre el hombre y el Creador, Al-lah. De este modo, el hecho de que Al-lah es el Creador y de que el hombre ha sido creado queda enfatizado en el primer verso que fue revelado:

“¡Recita en el nombre de tu Señor, Que ha creado,ha creado al hombre de sangre coagulada!” (96:1-2).

El Corán llama la atención sobre esta relación en el primer verso que llama al hombre a servir a Al-lah:

“¡Hombres! Servid a vuestro Señor, Que os ha creado, a vosotros y a quienes os precedieron. Quizás, así, tengáis temor de Él.”(2:21).

Del verso anterior se desprende que la servidumbre es un deber de las criaturas, una expresión de agradecimiento al Creador y un acto sagrado que se realiza tanto con el cuerpo como con el espíritu.

Ahora presentaremos la realidad de la servidumbre en unas pocas expresiones:

La servidumbre se realiza de dos formas:la primera es la realizada en ausencia del Creador y sin dirigirse a Él. La segunda es la servidumbre realizada dirigiéndose a Él.

1. La servidumbre hecha en ausencia del Creador puede ser resumida como sigue:

a. La servidumbre: es confirmar la grandeza de Al-lah y aplaudir sus obras de arte. Consiste en contemplar los actos maravillosos del Creador que están presentes en todo el Universo, como son la creación, la administración, la disposición y el diseño de las cosas.

b.La servidumbre: es mirar las bellas obras de arte que son los reflejos de los bellos nombres de Al-lah, hablar sobre ellas y mostrarlas a los demás, y todo ello con el fin de extraer lecciones de las mismas.

c. La servidumbre:es evaluar la esencia de los bellos nombres de Al-lah, todos los cuales son tesoros espirituales, con la mente y apreciarlos con el corazón.

d. La servidumbre: es percibir, pensar y meditar sobre las páginas del universo, como un libro escrito por la pluma del poder y la sabiduría de Al-lah.

e.La servidumbre: es mirar a las obras de arte maravillosas y los ornamentos decorados que se ven en todo el Universo; es mirar la belleza espiritual y la perfección del Creador allí y conocerle de cerca, amarlo y respetarlo.

2. La servidumbre hecha en presencia del Creador y dirigiéndose a Él puede ser resumida de la manera siguiente:

a. La servidumbre:
es saber que uno está siempre en presencia de Al-lah y debe actuar de acuerdo a sus mandatos. Es alcanzar al hacedor a través del acto y alcanzar al artista a través del arte.

b. La servidumbre: es comprender que el Creador quiere ser conocido mediante el despliegue de Su arte maravilloso y milagroso, y responder a esta demanda mediante la creencia.

c. La servidumbre: es comprender que Al-lah, que es Ar Rahim (el Más Clemente), quiere ser amado dado que Él muestra los frutos de Su infinita misericordia. El creyente le muestra su amor y trata de hacerse amar por Él.

d. La servidumbre:  es comprender que Al-lah, que es generoso, concede a la gente bendiciones materiales y espirituales infinitas y atiende sus necesidades. A cambio, el hombre le presenta sus alabanzas y agradecimiento mediante sus palabras, acciones y actitudes, e incluso con todos sus átomos si puede.

e. La servidumbre: es decir “Subhanallah, Alhamdulillah, Allahu Akbar” para alabar los atributos de Yalal (Majestad) y Yamal (Belleza), cuyo reflejo es visto en todas partes, desde los átomos a las galaxias. Con este fin, permanecemos de pie, nos inclinamos y nos postramos en Su presencia.

Además, la servidumbre se divide en dos: los actos de adoración de tipo religioso, como el ayuno, las oraciones, el hayy o el zakat; y los servicios a los hombres produciendo todo tipo de tecnología que hace la vida más fácil. De este modo, la producción de coches, la construcción de barcos, carreteras y puentes y el establecimiento de fábricas que produzcan bienes son todos ellos considerados también actos de adoración. Es necesario que su propósito sea el de alcanzar la satisfacción de Al-lah y mostrar sinceridad en esto si uno pretente que su adoración sea válida.

Share this