Anasayfa | 100 Preguntas y Respuestas Sobre el Islam

¿Cuál es la diferencia entre el Corán y los otros libros divinos?


Ninguno de los libros divinos, excepto el Corán en la actualidad, son las versiones originales que fueron reveladas a los profetas de Dios. La versión original de esos libros se perdió con el tiempo y ellos fueron reescritos por los hombres. De este modo, varios elementos de superstición fueron añadidos a los mismos. Así por ejemplo, la Torah no pudo ser protegida por los judíos porque ellos cayeron cautivos y vivieron en el exilio durante un largo tiempo después del Profeta Moisés (PB). Ellos aceptaron incluso el paganismo y perdieron sus creencias. Y junto con estos hechos históricos, la versión actual de la Torah fue escrita por algunos eruditos mucho después de la vida del Profeta Moisés y fue aceptada como un libro divino como si fuera la versión original. Resulta claro, sin embargo, que la Torah no puede ser la versión que fue enviada al Profeta Moisés (PB) después de un período tan largo y complicado. De este modo, contiene alegaciones y calumnias que no pueden haber sido dichas por los profetas y existen juicios que contradicen el espíritu de la religión de la unidad.

Los Salmos del Profeta David (Daúd) también sufrieron el mismo destino que la Torah.

En lo que se refiere a los Evangelios, Isa (Jesús) no permitió que sus revelaciones fueran escritas. Hay que tener en cuenta que él se convirtió en profeta a la edad de 30 años y su profecía terminó a la edad de 33. Él se esforzó por mostrar el camino recto durante un corto período de tres años moviéndose de pueblo en pueblo y de ciudad en ciudad. Hacia el final, él fue constantemente perseguido por los gobernantes romanos como resultado de las provocaciones de los judíos. Así pues, él no pudo encontrar ni el tiempo ni la oportunidad para que el Evangelio fuera escrito. De este modo, los Evangelios actuales reciben el nombre de sus autores y contienen sermones, lecciones y la guía de Jesús (PB) y parecen una biografía de él. Además, ellos no fueron escritos por los primeros seguidores de Jesús (PB) sino por personas que conocieron a aquellos, así que los autores oyeron hablar de él sólo de manera indirecta.

Existen algunas diferencias entre los actuales Evangelios en lo que se refiere al contenido y la manera de narrar. De hecho, ellos fueron aprobados por un concilio eclesiástico que se reunió en Nicea en el años 325. Este concilio examinó cientos de Evangelios y aceptó los actuales cuatro, que afirman la idea del aspecto divino de Jesús, mediante el acuerdo de 318 miembros. También ordenó destruir el resto.

De este modo, la idea de que Jesús era el hijo de Dios fue aceptada por un concilio mucho después de la vida de Jesús. De hecho, algunas iglesias cristianas no aceptaron esta decisión.

Así pues, no es posible decir que los actuales cuatro evangelios se corresponden con el Evangelio que fue enviado a Jesús (PB).

Share this