Anasayfa | 100 Cuestiones y Respuestas Sobre la Creencia

¿Cuál es la relación del acto y la adoración con la creencia?


El acto es practicar lo que uno cree, cumplir los mandatos de la religión y evitar lo que la religión prohíbe. El acto tiene una estrecha relación con la creencia. El hombre adopta algo en primer lugar. Él cree que es verdad y luego practica lo que él cree. Sin embargo, el acto no es una parte de la creencia. Es decir, una persona no es considerada como un incrédulo o alguien que niega la creencia si no cumple los mandatos de la religión o incluso si no adora. Él se convierte en un pecador.

Sin embargo, los actos y la adoración refuerzan la creencia en el corazón, incrementan su efecto y hacen madurar al hombre. Si una persona no cumple con los requerimientos de su creencia, los efectos positivos de la creencia en el comportamiento humano disminuyen y desaparecerán con el tiempo. En el momento en que los efectos de la creencia en una persona disminuyen, los sentimientos negativos, los malos hábitos y los deseos dañinos cubren el mundo de los sentimientos de una persona. Algunas veces ese estado puede llevar a una persona caiga en la incredulidad, es decir, a perder su creencia.

Todo mal y pecado, todo acto que es contrario a las órdenes de la religión, penetra en el corazón y mancha y oscurece la luz de la creencia.

Nuestro Profeta habló de este estado con las siguientes palabras:

“En el corazón de una persona que comete un pecado se forma una mancha negra”.

Si los pecados se repiten, la mancha negra se incrementa y la luz de la creencia gradualmente se apaga. Ese estado continúa hasta que el corazón se vuelve totalmente negro y se endurece y la luz de la creencia acaba por desparecer.

De este modo, manifestamos la siguiente frase: “Existe una forma de dirigirse hacia la incredulidad en cada pecado”.

Share this