Anasayfa | 100 Preguntas y Respuestas Sobre el Islam

¿Cuáles son los beneficios de la adoración para el individuo y la comunidad?


1. Uno de los beneficios más importantes de la adoración es que hace que los decretos relativos al credo y la creencia se asienten en las mentes y los espíritus y permanezcan allí.

Como es sabido, el conocimiento se incrementa, se desarrolla y se fortalece a través de la práctica y la experiencia. Es difícil mantener el conocimiento que no es practicado y aplicado. Él no será tampoco muy útil para el ser humano. Lo mismo cabe decir sobre el conocimiento y los decretos relativos a la creencia y el credo. Éstos se fortalecen en el hombre únicamente a través de la oración. Cuando adoramos, cumplimos las órdenes de Al-lah y evitamos Sus prohibiciones y esto supone la puesta en práctica y la aplicación de la creencia.

El abandono de la adoración causa un efecto en la creencia de los seres humanos haciendo que ésta se debilite con el transcurso del tiempo. También tiene un impacto en el comportamiento humano y favorece la aparición de sentimientos negativos, malos hábitos y deseos dañinos. Esto lleva al hombre, a su vez, a cometer varios pecados y malas acciones. Así pues, la creencia y la adoración están estrechamente interrelacionadas. Podemos compararlas a una lámpara. La adoración sería como el cristal de esta lámpara que la protege para que el viento no apague la llama y hace incrementar la luz. Con respecto al papel de los actos de adoración como protectores de la creencia, el Profeta dijo: “La creencia es desnuda y su ropa es el taqua”. Taqua significa evitar las prohibiciones de Al-lah y mantenerse alejado del haram y los pecados. Hemos mencionado antes que esto forma parte de la adoración.

2. La adoración juega un papel importante en la organización de la vida de los individuos porque ella lleva a que los pensamientos se vuelvan hacia Dios Todopoderoso y que la magnificencia y grandeza de Al-lah se implanten en las mentes de las personas. Eso hace que una persona piense en agradar a Al-lah en todo lo que haga y en obedecer las órdenes y prohibiciones divinas.

De este modo, la vida personal de un individuo es organizada en base a los mandatos de la religión y es disciplinada tanto de forma material como espiritual.

3. La adoración juega un importante papel en unir a las personas y asegurar la paz y la armonía en la comunidad. El adorar volviéndose hacia la misma qiblah establece un vínculo de lealtad inquebrantable y una relación interminable entre los musulmanes. Esta lealtad y esta relación crean una fraternidad sólida y un sentimiento de amor y sincera amistad.

De este modo, la vida en la comunidad se convierte en pacífica y tranquila y se alcanzan el desarrollo material y espiritual.

4. La adoración tiene un efecto en la esfera moral y espiritual del hombre.

Un creyente que cumple los actos de adoración se convierte en alguien pacífico y agradable.

Él se vuelve también fuerte espiritualmente. Él vive en paz y felicidad durante toda su vida con la psicología de una personas que cumple con su deber.

Él no se sentirá estresado, aburrido o decepcionado. Tampoco se sentirá deprimido y desesperanzado cuando haga frente a obstáculos, dificultades e imposibilidades. No perderá su resistencia y confianza. El mundo interior de una persona que lleva a cabo sus actos de adoración es estable. Los conflictos de tipo psicológico, las controversias y conflictos no le hacen mella.

5. La oración es el mayor medio para lograr la perfección y la maduración personal.

Como es sabido, el hombre es un ser pequeño y débil en lo que respecta a su cuerpo. Sin embargo, él posee un espíritu elevado y un gran talento. Sus inclinaciones y deseos alcanzan la eternidad; sus sentimientos no fueron delimitados cuando él fue creado.

Lo que eleva y amplía el espíritu del hombre que posee tal naturaleza es la adoración.

Lo que desarrolla sus habilidades y talentos es la adoración.

Lo que eleva sus inclinaciones y deseos es la adoración.

Lo que realiza sus ambiciones y lo que renueva sus esperanzas es la adoración.

Lo que asegura los pensamientos correctos y el razonamiento sano, por medio de disciplinar las ideas, es la adoración.

Lo que controla los sentimientos y emociones, lo que salva al hombre del extremismo y el exceso es la adoración.

En resumen, lo que hace que el hombre alcance la perfección y la madurez ética y espiritual es la adoración.

Share this