Anasayfa | 100 Preguntas y Respuestas Sobre el Islam

¿Cuáles son los daños de los juegos de azar y por qué están prohibidos (haram)?


Elmalılı Hamdi Yazır declara lo siguiente sobre la prohibición y los daños de los juegos de azar y el alcohol mientras interpreta el verso 2:219 de la Sura al Baqara:

“Te preguntan acerca del vino y del maysir, Di: “Ambos encierran pecado grave y ventajas para los hombres, pero su pecado es mayor que su utilidad".

Existen grandes daños y pecados en ellos. En general, ellos destruyen los bienes y arruinan a la gente. El alcohol elimina la mente, que es el apoyo para la religión y el mundo. Una persona comete asesinatos debido al alcohol o las drogas y comete también muchos males debido a los juegos de azar, tantos que no se pueden enumerar. Ellos están incluidos en la lista de los “pecados mayores”. Sin embargo, ellos tienen también algunos beneficios para las personas. La gente experimenta con ellos alguna alegría. Ellos ganan dinero vendiendo alcohol. Éste proporciona valor y fuerza de carácter a los cobardes. Algunas personas obtienen dinero y bienes mediante los juegos de azar. Sin embargo, sus pecados y daños son muchos más que sus beneficios.

Sus beneficios no son reales y sólidos. La alegría que dan hace que la mente quede nublada. Su valor es temporal y causa desastres. El disfrute temporal de los mismos daña la salud y el bien que se obtiene de ellos no será útil para la persona. Se trata, pues, de un pequeño beneficio que causa mucho daño.

Aquellos que se convierten en adictos al alcohol y a los juegos de azar no pueden abandonarlos fácilmente. En resumen, la alegría y disfrute que proporcionan son personales y temporales, pero los daños y los malos resultados causados por ellos son personales y sociales, materiales y éticos.

Ellos son contagiosos como las enfermedades infecciosas. Aquellos que no sufran sus daños al principio los sufrirán al final. No es lógico, pues, aceptar un daño general y definido a cambio de un beneficio imaginario. El eliminar el daño es siempre preferible a obtener dicho beneficio.

Ellos son haram lógicamente. El verso expresa a través de una forma indirecta que ambos son haram desde el punto de vista religioso. Si no hubiera ningún otro verso con respecto al vino en el Corán, éste habría sido suficiente para convertir a ambas cosas en haram.

Esta prohibición no fue comprendida, sin embargo, por todos a partir de las palabras de la propia expresión. Hubo algunos que pensaron que podían limitar los daños del alcohol y hacer uso de sus beneficios confiando en su raciocinio. De este modo, algunos Compañeros creyeron que el alcohol no estaba prohibido religiosamente, sino racionalmente. Luego, el siguiente verso fue revelado y dejó claro que el alcohol está prohibido religiosamente de una forma clara y definitiva:

“Ellos son una abominación. Evitadlos”. (5:90)

Share this