Anasayfa | 100 Preguntas y Respuestas Sobre el Islam

¿Cuáles son los valores básicos que la religión del Islam ordena proteger?


El Islam da muchos derechos a las personas. Podemos enumerar los valores que son contemplados como derechos básicos de este modo: la vida, la religión, la salud mental, la propiedad y la reproducción.

1- El Derecho a la Vida

La religión del Islam considera al hombre como la criatura superior y sitúa la protección de la vida humana entre los principios más básicos. Se declara en el Corán que matar a una persona injustamente es un crimen grave que equivale a matar a toda la humanidad, y que la protección de la vida de una persona es un acto tan elevado y valioso como el proteger la vida de toda la humanidad.

El Profeta (PB) se dirigió a todos los musulmanes de la siguiente manera en la Peregrinación del Adiós: “Del mismo modo que consideráis este mes y esta ciudad como sagrados, así contemplad la vida y la propiedad de cada musulmán como un deber sagrado”, (Bujari “Ilm”, 37, “Hayy”, 132, y Muslim “Hayy”, 147) manifestando que el derecho a la vida de un ser humano es inviolable. En otro hadiz se declara lo siguiente: “Evitad siete cosas destructivas. Una de ellas es matar a una persona, lo cual está prohibido por Al-lah, excepto por causas justificables”. (Bujari “Wasaya”, 23; “Tib”, 48; “Hudud”, 44; Muslim “Iman”, 144; Abu Daud “Wasaya”, 10).

El matar a una persona así como el suicidio están prohibidos y son considerados pecados mayores. El matar a personas como mujeres, niños, ancianos y clérigos está prohibido incluso en tiempo de guerra.

2- Libertad religiosa

Todo el mundo tiene la libertad de escoger una religión. “No hay coacción en la religión” (2:256). “Vosotros tenéis vuestra religión y yo la mía” (109:6). Este tema queda enfatizado en estos versos. A los no musulmanes que viven bajo la soberanía del estado islámico se les concedió el derecho a practicar su propia religión.

3- La salud mental

La mente es la cualidad superior del hombre porque un hombre conoce a Al-lah por medio de su mente y el hombre puede lograr el consentimiento y la satisfacción de Al-lah gracias a ella también. La fuente y la raíz del conocimiento es la mente. La relación entre el conocimiento y la mente es como la relación entre el fruto y el árbol, la luz y el sol, la vista y el ojo. Lo que distingue al hombre de los otros seres vivos y no vivos en el universo y lo que le hace superior es la mente.

Las advertencias en el Corán como “¿Acaso no razonáis?” muestran la importancia que se otorga a la mente.

Badiuzzaman Said Nursi define la mente como un conjunto de consciencia filtrada a través de los sentimientos. Ella es el más valioso instrumento del hombre, una esencia luminosa, una llave para descubrir los tesoros del universo, una herramienta que examina los nombres y atributos de Al-lah, que se hacen manifiestos en el mundo, un explorador que resuelve los misterios de la naturaleza, una guía divina que prepara al hombre para la felicidad de la vida eterna, un presente valioso que actúa en base a evidencias y que muestra al hombre la existencia de altos propósitos y frutos permanentes.

La religión del Islam prohibió las bebidas alcohólicas, que intoxican a la gente, con el fin de proteger la mente e impuso penas para aquellos que violan esta prohibición. En la Ley Islámica, todas las sustancias que anulan la mente y la razón y afectan a la capacidad de pensar del hombre están consideradas prohibidas junto con las bebidas alcohólicas.

4- Propiedad

La religión del Islam garantiza el derecho a obtener la propiedad. El Islam quiere que el hombre lleve una vida que se corresponda con el honor humano. El Islam no está contra la riqueza ni desea que la riqueza sea algo que pertenezca sólo a una cierta parte de la sociedad. Quiere que la riqueza se extienda entre los individuos.

Nuestra religión contempla el asesinato como uno de los mayores pecados. Del mismo modo, considera el robo y la apropiación como un gran pecado e impone severas penas para erradicar estos delitos.

5- Reproducción

La institución del matrimonio es necesaria para la continuación y el desarrollo de las generaciones humanas. Esto sólo puede ser posible por el establecimiento de la familia, que forma la sociedad y constituye su núcleo. La institución del matrimonio, basada en un contrato, forma la base de la comunidad musulmana.

Con el fin de reforzar a la sociedad islámica, la religión del Islam anima a tener hijos e incrementar la población. El Profeta (PB) dijo: “Casaos con mujeres encantadoras y fértiles porque yo estaré orgulloso de vuestra multitud en presencia de otras naciones en el Día del Juicio”. (Ahmad b. Hanbal, I, 412).

El Profeta Zakariyya (PB) rezó a Al-lah como sigue para la continuación de su progenie. “Temo la conducta de mis parientes a mi muerte pues mi mujer es estéril. Regálame, pues, de Ti un descendiente, que me herede a mí y herede de la familia de Jacob, y ¡haz, Señor, que él Te sea agradable!". (19:5-6)

En el Islam, el tener hijos y asegurar la descendencia es considerado un acto de adoración. Debido a su importancia, el aborto u otro daño causado al hijo en el útero es considerado un asesinato. Está prohibido abortar el feto cuando sus órganos se han convertido en aparentes. Cuando el Profeta (PB) aceptó el juramento de lealtad de las mujeres puso como condición que “no maten a sus hijos de ninguna forma”. Esta condición es muy importante. El niño está bajo el control de su madre antes de nacer. Sin embargo, después del nacimiento es el padre, y no la madre, el responsable de su protección. Así pues, la condición de “no matar a los niños de ninguna forma” está relacionada con el feto en el útero.

“¡Profeta! Cuando las creyentes vengan a ti a prestarte juramento de fidelidad, de que no asociarán nada a Al-lah, que no robarán, que no fornicarán, que no matarán a sus hijos, que no dirán calumnia forjada entre sus manos y pies, que no te desobedecerán en lo que se juzgue razonable, acepta su juramento y pide a Al-lah que les perdone. Al-lah es indulgente, misericordioso.” (60:12)

Share this