Anasayfa | 100 Preguntas y Respuestas Sobre el Islam

¿Qué es el Cristianismo? ¿Pueden darnos información sobre el Cristianismo mencionado en el Corán?


El Cristianismo es una religión que estuvo originalmente basada en la revelación, que tiene un libro sagrado y que fue en su nacimiento una religión monoteísta. Sin embargo, posteriormente se transformó debido a la creencia en la trinidad. Existen conceptos religiosos como los profetas, los ángeles, el Más Allá y el qadar (destino) en esta religión, pero ellos no son comprendidos y explicados en ella de la misma forma que lo son en el Islam.

De hecho, el Cristianismo es una religión que está basada en el monoteísmo. Hay declaraciones que confirman este hecho en la Biblia y otras fuentes. La Unidad de Dios es mencionada (Juan 5:44). Sin embargo, algunas frases y expresiones figurativas en los mismos textos causaron el surgimiento de la creencia en la trinidad. Los propios escritores de los Evangelios y el período comprendido entre la misión de Jesús y el tiempo de la redacción de los mismos tuvieron una gran importancia en este proceso. Por otro lado, la trinidad no está expresada en ningún libro sagrado del Cristianismo. Sin embargo, algunas expresiones como “Yo y mi Padre somos uno”, “el espíritu de mi Padre” y “el espíritu de Dios” llevó a algunas interpretaciones que consideraban a Jesús y al espíritu santo como partes de Dios, junto al propio Dios.

La persona que comenzó estas interpretaciones erróneas fue Pablo, que se unió a los discípulos más tarde. Pablo, que es definido como “el más grande teólogo del tiempo de Jesús”, es conocido como el fundador del Cristianismo de hoy en día. Según los modernos sabios, el Cristianismo actual está basado en las interpretaciones de Pablo y no en el sistema establecido por Jesús. Pablo dirigió el foco de su atención al Mesías Jesús en lugar de a Dios. Según él, Jesús no era sólo un ser humano sino un ser divino resucitado por el poder de Dios.

Como vemos hoy en día, el Cristianismo está basado en las interpretaciones de Pablo. Tanto la forma original de la religión como el Evangelio, su libro sagrado, fueron distorsionados. De este modo, el Cristianismo es una religión cuyos pilares han sido cambiados. La religión seguida por los cristianos de hoy en día y el Cristianismo mencionado en el Corán son completamente distintos uno de otro.

En el Corán, la palabra “nasrani” significa cristiano y “nasara” cristianos. (Aal-i Imran, 3:67; al-Baqara, 2:62, 111, 113, 135, 140; al-Maida, 5:14, 18, 51, 69, 82; at-Tawba, 9:30; al-Hajj, 22:17). La frase “Ahlul Kitab” (la Gente de la Escritura) es también mencionada, como el verso siguiente:

Di: “¡Gente de la Escritura! Convengamos en una fórmula aceptable a nosotros y a vosotros, según la cual no serviremos sino a Al-lah y no Le asociaremos nada”.(3:64)

Según el Corán, del mismo modo que los judíos, los cristianos no siguieron la vía recta de Dios y, de este modo, la enemistad y resentimiento les dominará hasta el Día del Juicio. Muhammad (PB) fue un mensajero enviado a ellos también. Él les explicó la mayoría de las cosas que permanecían ocultas para la Gente de la Escritura. Sin embargo, judíos y cristianos dijeron que ellos eran los “hijos y amados de Dios”. Los judíos consideraban a Uzair y los cristianos a Jesús como “hijos de Dios”. Ellos se convirtieron, pues, en incrédulos por deificar a seres humanos (al-Maida, 5:12-18; at-Tawba, 9:20). Ellos se opusieron al Profeta Muhammad (PB) y actuaron contrariamente a la esencia de la religión de la unidad al atribuir hijos a Dios. Esto contradice la propia naturaleza de Dios, tal como viene revelada en el Corán:

“Di: “¡Él es Al-lah! Uno. Dios, el Eterno. No ha engendrado, ni ha sido engendrado”. (112:1-4)

El Corán declara que Jesús es el siervo y el mensajero de Al-lah y afirma que él transmitió el mensaje de unidad. (al-Maida, 5:46-47, 62-69, 72-77). Sin embargo, los cristianos que deifican a Jesús dijeron: “Al-lah es uno de tres en una trinidad”. (al-Maida, 5:72-75). De este modo, ellos se desviaron del camino recto y se alejaron de la línea de la unidad de Dios. Al-lah llama a los cristianos que se desviaron del principio de la unidad a volver al origen de las religiones, es decir la unidad, y a la vía del Islam (5:46).

Como se ha declarado antes, el Cristianismo fue originalmente una religión verdadera. Su profeta es Jesús y su libro es el Evangelio. Jesús, que forma el foco del Cristianismo de hoy y la base de la teología de Pablo, es el siervo y el Mensajero de Dios. El propio Jesús se expresa de la siguiente manera:
Dijo él: “Soy el siervo de Al-lah. Él me ha dado la Escritura y ha hecho de mí un profeta. Me ha bendecido dondequiera que me encuentre y me ha ordenado la oración y el zakat mientras viva, y que sea piadoso con mi madre. No me ha hecho violento, desgraciado. La paz sobre mí el día que nací, el día que muera y el día que sea resucitado a la vida”. (19:30-33)

Además, los cristianos que deificaron a Jesús y su madre, formando el credo de la trinidad, se verán confrontados por Jesús en el Día del Juicio. De este modo, las mentiras contadas sobre él se pondrán de manifiesto. Este asunto se declara en el Corán de la siguiente forma:

“Y cuando dijo Al-lah: “¡Jesús, hijo de María! ¡Eres tú quien ha dicho a los hombres: '¡Tomadnos a mí y a mi madre como a dioses, además de tomar a Al-lah!?”. Dijo: "¡Gloria a Ti! ¿Cómo voy a decir algo que no tengo por verdad? Si lo hubiera dicho, Tú lo habrías sabido. Tú sabes lo que hay en mí, pero yo no sé lo que hay en Ti. Tú eres Quien conoce a fondo las cosas ocultas.No les he dicho más que lo que Tú me has ordenado: “¡Adorad a Al-lah, mi Señor y Señor vuestro! Fui testigo de ellos mientras estuve entre ellos, pero, después de llamarme a Ti, fuiste Tú Quien les vigiló. Tú eres testigo de todo”. (5:116-117)

Así pues, el Cristianismo en el período del Profeta (PB) estaba distorsionado, justo como el Cristianismo de hoy en día.

De este modo, el Cristianismo de hoy no es como el Cristianismo transmitido por Jesús. Ellos hicieron declaraciones como “los cristianos llaman a Jesús el hijo de Dios” (9:30) y “y (ellos tomaron como su Señor) a Jesús, el hijo de María”. (9:31).

Los cristianos de hoy no tienen relación con el Evangelio original traído por Jesús (5:68), ya que, al igual que hicieron los líderes religiosos judíos, los clérigos cristianos cambiaron los decretos del Libro que Al-lah les envió para conseguir algunos beneficios materiales (9.34)

Share this