Anasayfa | 100 Preguntas y Respuestas Sobre el Islam

¿Qué piensan de la tragedia del 11 de Septiembre de 2001 y el intento de los terroristas de vincularse a la religión del Islam?


Un musulmán no puede ser un terrorista y un terrorista no puede ser un musulmán real.

El Islam es una religión de tolerancia y considera los ataques y transgresiones contra personas inocentes como graves pecados. En realidad, el Corán declara que “que quien matara a una persona que no hubiera matado a nadie ni corrompido en la tierra, fuera como si hubiera matado a toda la Humanidad. Y que quien salvara una vida, fuera como si hubiera salvado las vidas de toda la Humanidad. Nuestros enviados vinieron a ellos con las pruebas claras, pero, a pesar de ellas, muchos cometieron excesos en la tierra” (5:32).

De hecho, un musulmán sirve a la vida y no a la muerte. De este modo, no debemos olvidar dos principios básicos de la ley que el Islam ha establecido:

El primero: el verso coránico “Nadie cargará con la carga ajena” (35:18). Es decir, otro hombre no puede ser castigado debido a un asesino. En la ley, los crímenes y las penas son personales.

La segunda: uno es considerado inocente hasta que su culpabilidad queda demostrada. Nadie puede ser castigado a menos que su delito sea probado. El castigar a alguien sin pruebas no es considerado como un acto de justicia.

Lo siguiente se transmitió del Profeta: “Un creyente está protegido dentro del marco de la religión a menos que mate a una persona inocente de forma ilegítima”.

Léxicamente, el Islam significa paz. Esto muestra que la paz real del cuerpo y la mente sólo puede ser lograda mediante la obediencia a Al-lah y la sumisión a Él. Una persona se convierte en un perfecto musulmán sólo si vive en paz y armonía con su comunidad. Una vida de obediencia a Al-lah y adoración a Él producirá la satisfacción del corazón y, de este modo, la paz real será alcanzada dentro de la comunidad (13:28-29).

Todos los profetas de Al-lah transmitieron a sus comunidades la verdad y las llamaron al camino recto. Es necesario recordar aquí el siguiente hadiz del Profeta: “Hay tres cosas que son elementos fundamentales de la creencia: ayudar a la gente cuando sufre dificultades económicas, rezar por la paz de la humanidad y tratar a la gente de forma justa de la misma justa en la que uno quiere ser tratado”.

El Profeta dijo también que cada miembro de este rebaño será como el guarda y el pastor de los otros miembros y deberá cumplir su responsabilidad para con todo el rebaño.

“Vivid juntos; cooperad el uno con el otro; no entréis en conflicto; haced las cosas fáciles; no os dañéis ni os causéis dificultades los unos a los otros”.

“Una persona que duerme por la noche con el estómago lleno mientras sus vecinos pasan hambre no es un creyente real”.

“Un musulmán es una persona que cree en Al-lah y que no daña las vidas y las propiedades de los otros”.

En resumen, el Islam no permite la negligencia hacia los individuos o la comunidad. De hecho, busca mantener la armonía y el equilibrio entre ellos. El mensaje del Islam es para toda la humanidad. Según el Islam, Al-lah es el Señor de los Mundos (1:1). El Profeta es un mensajero enviado a toda la humanidad.

Di: "¡Hombres! Yo soy el Enviado de Al-lah a todos vosotros, de Aquél a Quien pertenece el dominio de los cielos y de la tierra” (7:158)”. “Nosotros no te hemos enviado sino como misericordia para todo el mundo”. (21:107)

En el Islam, todas las personas son consideradas iguales por encima de su color, lenguaje, raza o país. No podemos negar en la era actual que existen todavía discriminaciones y tratamientos diferenciales entre personas debido a las razones que hemos mencionado. El Islam elimina todos aquellos privilegios y discriminaciones y declara que todas las personas son iguales debido al hecho de que son criaturas de Al-lah.

El Islam rechaza los privilegios basados en el color, tribalismo, origen social y nacionalidad. Los musulmanes condenamos todo tipo de ataques contra seres humanos inocentes. El Islam prohíbe las masacres en las que las personas inocentes son muertas junto con los opresores. Según el Islam, nadie puede ser responsable por los errores y delitos de otros.

El Islam no admite que personas inocentes e indefensas sean muertas. Si esas muertes son cometidas por algunos individuos musulmanes, como los medios afirman, declararemos que esas personas son opresores, criminales y pecadores en base al Islam. Queremos enfatizar que es absolutamente necesario castigar a los opresores para crear un ejemplo disuasorio sin llevar a cabo ninguna discriminación en términos de religión, raza o género.

Cuando contemplamos actos de este tipo, no debemos olvidar esta verdad. Si estuviéramos en un barco o avión con otras personas inocentes y hubiera un asesino con nosotros, definitivamente sabríamos lo cruel que es este hombre, que quiere hundir ese barco o derribar ese avión. Gritaríamos para que todo el mundo conociera esta crueldad. Incluso si hubiera sólo una persona inocente y nueve asesinos, el Islam se manifestaría en contra de hundir ese barco o derribar ese avión. Nosotros condenamos estos actos sangrientos y sin compasión y afirmamos que es de todo punto condenable el realizar acciones de ese tipo.

Share this