Anasayfa | 100 Preguntas y Respuestas Sobre el Islam

¿Qué significa la adoración? ¿Por qué adoramos?


La adoración significa cumplir las órdenes de Al-lah y mantenerse alejado de Sus prohibiciones, así como actuar de una forma que Le satisfaga. En lo que se refiere a la pregunta de por qué adoramos:

1) En primer lugar, nosotros adoramos porque ése es el propósito para el que fuimos creados. Al-lah nos creó, a los seres humanos, para que Le conociéramos y adoráramos.

Este asunto es descrito del siguiente modo en el Corán.

“No he creado a los genios y a los hombres sino para que Me adoren” (51:56)

2) Como creyentes, adoramos a Al-lah para darle las gracias por los muchos dones que nos dio.

Nosotros agradecemos a alguien que nos da un pequeño obsequio varias veces. Así pues, si no mostráramos nuestro agradecimiento a Al-lah, que nos da muchos dones y bendiciones, adorándole seríamos muy desagradecidos. Nosotros intentamos cumplir con nuestra obligación de adorarle de forma diligente para evitar caer en esta ingratitud.

Dios nos creó de la nada, nos equipó con los sentimientos y órganos, creó todo lo que esos sentimientos y órganos necesitan y nos dio humanidad, creencia y guía junto con la vida.

Se declara en el Corán que las bendiciones de Dios son innumerables y es imposible contarlas:

"Si os pusierais a contar las gracias de Alá, no podríais enumerarlas. Al-lah es, en verdad, indulgente, misericordioso. (16:18).

Lo que necesitamos hacer para agradecer estas incontables benediciones es conocer y amar a Dios Todopoderoso, que es el propietario de estas bendiciones y dones, mostrar que Le amamos adorándole y darle nuestro agradecimiento y gratitud por las bendiciones que nos otorga.

3) De hecho, nuestra adoración y agradecimiento no son suficientes en absoluto para todas las bendiciones que nos ha dado en este mundo. Al-lah ha preparado bendiciones mayores para nosotros en el Paraíso si creemos en Él y Le adoramos, y nos ha prometido incontables dones allí. Estas bendiciones que A-lah nos ha prometido en el Paraíso se derivan de Su favor especial, Su gracia y Su generosidad. No nos han sido otorgadas a cambio de nuestra adoración y agradecimiento.

El Profeta explicó este tema de la siguiente forma:

“Tus actos (de adoración) no pueden llevarte al Paraíso. Mis actos no pueden llevarme al Paraíso tampoco. Eso sólo puede ser posible a través de la misericordia de Al-lah”.

Share this