Anasayfa | Fundamentos de la Fe | La creencia en Al-lah

Al-lah No está Constreñido por el Tiempo ni el Espacio


En el Corán se declara que Al-lah está en todas partes, incluso más cerca del hombre que su vena yugular.

Un verso:

“Estamos más cerca de él (el hombre) que su misma vena yugular”, (50:16)

Y otro verso:

“Él está con vosotros dondequiera que os encontréis”. (57:4)

Un hadiz:

“El Mensajero de Al-lah (PB) dijo: “El más alto nivel de creencia para una persona es saber que Al-lah está con él dondequiera que esté”.” (Haizami, Majma uz-Zawaid, I, 60)

Se declara en el Corán que Al-lah está en todas partes, incluso más cerca del hombre que su vena yugular y que Al-lah conoce lo que hacen los hombres de forma pública o secreta, o incluso lo que piensan.

Es una realidad en el Corán que aunque Al-lah no está constreñido por el espacio, Él está presente en todas partes. Él está cerca de todo con Su infinita elevación y lo sostiene todo.

Al-lah no está en ningún lugar, sino que Él está presente en todas partes y mira con Su poder y conocimiento. Aunque todo está extremadamente lejos de Él, Él está extremadamente cerca de todo. Podemos explicar esto mediante el siguiente ejemplo del sol.

Por ejemplo,mientras que el sol es sólo un ser, llena la tierra con sus reflejos gracias a los objetos brillantes. El calor y la luz del sol y cada uno de los siete colores que forman la luz engloban los objetos correspondientes. Si el sol tuviera consciencia, y el calor fuera su poder y ​​su luz fuera su conocimiento y los siete colores fueran sus siete atributos, entonces el sol, que es un solo ser, se reflejaría en todos los espejos de forma simultánea. Si todo el mundo tuviera un espejo, todo el mundo podría hablar al sol a través de él. El sol podría hablar a cada una persona al mismo tiempo, sin que el hablar a uno le impidiera hablar al resto. Nosotros estaríamos lejos de él, pero él estaría cerca de nosotros.

Los programas de radio y televisión, que tienen una débil manifestación de luz, nos muestran la capacidad de estar en muchos lugares al mismo tiempo. Debemos entender, a partir de estos ejemplos, que no hay límites para las cosas luminosas. Ellas pueden estar presentes en todas partes. Por lo tanto, los ángeles, que son seres luminosos, puede estar en muchos lugares, incluso si ellos son sólo una sola persona. Por ejemplo, Azrael es sólo un ángel, pero toma las almas en todas partes.

Todas las luces en el universo son una sombra débil de Su nombre, An Nur (La Luz). Él creó todas las luces y uno de sus nombres es An Nur. La realidad es que Él está presente en todas partes y está más cerca de todas las cosas que todo lo demás, tal como hemos visto a través de los mencionados ejemplos.

6. Bibliografía:

· El Sagrado Corán.

· Ajluni, İsmail b. Muhammed (m.1162/1749), Kashful-Hafa wa Muzilul-İlbas ammâ ishtahera mina’l-Ahâdîs alaAElsinat’n-Nâs, Beirut, (I-II), 1988.

· Ahmad b. Hanbal (m.241/85), Musnad (I-VI), İst., 1992.

· Bayhaqi, Ahmad b. al-Husayin (v.458/1066), Şuabu’l-İmân (I-VII), Beirut, 1990.

· Bukhari, Muhammed b. İsmail (v.256/870), Sahîh (I-VIII), İst., 1992.

· Dölek, Adem, Edebî Açıdan Hadîslerde Teşbîhler ve Temsîller, Istanbul, 2005.

· Gölcük, Şerafettin-Toprak, Süleyman, Kelâm, Konya, 1996.

· Haythami, Nuruddin Ali b. Ebî Bekr (m.807/1404), Majmauz-Zawaid wa Manbul- Fawaid (I-X), Beirut, ts.

· Hizbu’l-Hakaiki’n-Nuriye, Hayrat Neşriyat, İst., ts.

· Gümüşhânevî, Ahmed Ziyaeddin, Mecmûatu’l-Ahzab,

· Ibnu Manda, Muhammad b. İshak b. Yahya (v.395/1004), Kitabu’l-Imân (Thk: Ali b. Muhammed b. Nâsır), (I-II), Beirut, 1985.

· Ibnu Manzur, Muhammad b. Mukarram (v.711/1311), Lisanul-Arab (I-XV), Beirut, ts.

· Muslim b. al-Hajjaj (m.261/874), Sahih (I-III), İst., 1992.

· Nursî, B. Said (m.1960), Sözler, İst., 1996.

· Nursî, B. Said. Kastamonu Lahikası, İst.,1995. 

· Nursî, B. Said. İşaratu’l-İ’câz, İst., 2003.

· Nursî, B. Said. Mensevî-i Nuriye, İst., 1993.

· Nursî, B. Said. Şuâlar, İst., 1997.

· Nursî, B. Said. Lem‘âlar, İst., 1996.

· Tabarani, Suleyman b. Ahmad (m.360/970), Mujamu’l-Kabîr, Sahab.org.

· Tirmizi, Muhammad b. İsâ (v.279/892), Sünen (I-V), İst., 1992.

· Yeğin, Abdullah, Yeni Lügat, İst., 1992.

Share this