Anasayfa | La Oración

La Importancia De Glorificar A AL-LAH Después De Las Oraciones


La oración es el principal medio para glorificar a Al-lah, honrarle y darle las gracias. Es decir, glorificamos a Al-lah diciendo “Subhanallah” (glorificado sea Al-lah) y le honramos utilizando palabras y acciones relativas a Su belleza. Y también le glorificamos diciendo “Allahu Abkar” (Allah es el Más Grande) y le honramos utilizando palabras y acciones relativas a Su perfección. Y también le alabamos diciendo “Al hamdu lil lah” (Alabado sea Al-lah) y utilizando el corazón, la lengua y el cuerpo para darle las gracias y realzar Su gloria.

El glorificar, honrar y mostrar el agradecimiento a Al-lah son, pues, las semillas de las oraciones. De este modo, estas tres cosas están presentes en todos los actos de las oraciones.

Después de las oraciones, cada una de estas expresiones es pronunciada 33 veces con el fin de reforzar el significado de la oración. Esto demuestra la importancia de la glorificación a Al-lah después de las oraciones. De este modo, uno no debe ser perezoso y dejar pasar la oportunidad de glorificar a Al-lah en ese momento, que es algo que nuestro Profeta (PB) siempre realizó. Así pues, esto reviste una gran importancia.

Una persona cuyo corazón está alerta puede imaginarse a sí misma, después de la oración, glorificando a Al-lah en un gran círculo liderado por el Profeta (PB) y formado por millones de personas. Ella puede sentirlo espiritualmente. Ella dice: “Subhanallah, Subhanallah” con dignidad y suavidad. Luego, cuando dice: “Alhamdulillah, Alhamdulillah”, piensa en dicha alabanza pronunciada por los millones de personas que forman ese círculo. Ella se une también a la congregación diciendo: “Allahu Akbar, Allahu Akbar” con el mismo significado. Después de estas súplicas, continúa diciendo: “No hay más dioses que Al-lah. No hay más dioses que Al-lah” y se vuelve hacia la personalidad del Profeta (PB), mirando a sus hermanos musulmanes de la ummah islámica. Ésta es la importancia de la glorificación de Al-lah.

Share this