Anasayfa | La Oración

La Importancia De Realizar La Oración A Tiempo Y En Congregación


La oración es más valiosa en congregación y también es importante realizarla en su tiempo.

Es aconsejable imaginar la Kaaba y rezar cuando el tiempo de la oración comienza; es algo bonito y virtuoso. De este modo, uno puede ver las filas que se forman como círculos concéntricos alrededor de la Kaaba.

La persona imagina que las filas más cercanas rodean la Kaaba y las filas más lejanas rodean el mundo islámico. Ella misma se une a la magnífica y gran congregación. De este modo, la repetición y aprobación de cada palabra que él recita en la oración por la congregación se convierte en una gran evidencia de su creencia y credo.

Así por ejemplo, cuando la persona que realiza una oración dice (Al hamdu lil lah) -Alabado sea Al-lah- parece como si los creyentes que forman esa gran y magnífica congregación dijeran: “Sí, tienes razón” y aprobaran esta expresión. Estas aprobaciones se convierten en un escudo en contra de las dudas y ansiedades atacantes. Todas sus facultades y sentimientos adquieren sus placeres de esa oración.

El hombre ha sido imbuido por Al-lah con la representación de todas las criaturas y él presenta a Al-lah la glorificación y adoración realizada por todas ellas a Al-lah. Él es la más honorable criatura y el califa en la tierra. Así por ejemplo, cuando el creyente dice: (Sólo a ti adoramos; sólo a ti imploramos ayuda) durante la oración, él pronuncia este verso por cuenta de tres grandes congregaciones. La primera está compuesta por los creyentes y unitarios de la tierra. La segunda es la congregación de todas las criaturas vivas y no vivas que glorifican a Al-lah en sus propios lenguajes. La tercera es la congregación que consiste en las partículas y sentimientos que forman el cuerpo humano, que es un pequeño círculo en términos de apariencia externa y cualidad, pero un gran círculo en términos de deber y cantidad.

Un oficial del Ejército presenta los servicios de todos los soldados que representa al comandante utilizando su propio nombre. Del mismo modo, el hombre, que es el oficial de los animales y de las plantas, que tiene el talento para ser el califa de los seres de la tierra y que se considera a sí mismo como el jefe de todos los seres en su mundo privado, dice, (Sólo a Ti adoramos y sólo a Ti pedimos ayuda) y presenta todos los actos de adoración de todos seres a Al-lah usando su propio nombre.

La oración que lleva al hombre a alcanzar el rango de un comandante y que será respondida por Al-lah es un acto de adoración elevado. La mejor forma de realizarlo es en congregación y en conformidad con sus requisitos. El abandono de las oraciones no es sólo una desobediencia de una orden, sino también la privación del rango de ser superior entre todos los seres y, lo más importante de todo, la privación del honor de ser respondido por Al-lah.

Un hadiz: “La oración realizada en congregación es veintisiete veces superior a la oración realizada individualmente”. (Tirmizi, Salah, 161 )

“En la batalla de Badr, que fue el mayor evento político en el mundo, Nuestro Profeta (PB) hizo a los sahaba rezar en turnos en congregación. Es decir, el prefirió un buen acto como “la oración en congregación”, que no es wayib y que podría ser ignorado durante la batalla, al mayor acontecimiento del mundo. Él no dejó pasar un buen acto ni siquiera durante los terribles sucesos del frente de guerra.”

Un hadiz: “El acto más útil es la oración realizada al principio del tiempo establecido.” (Bujari, Mawaqit 5).

Has de saber que para ti y para todos cada nuevo día es una puerta a un nuevo mundo. Si no realizas las oraciones, tu mundo ese día tuyo se irá oscuro y miserable, y testificará contra ti en el Mundo de las Similitudes. Badiuzzaman

Share this