Anasayfa | Fundamentos de la Fe | La creencia en los Profetas

La necesidad de Profetas


El hombre, que tiene mente y consciencia, comenzó a pensar acerca del mundo en el que vive y en su propia creación y ha intentado hallar respuestas a las preguntas relativas a estos asuntos en cada época. El ser humano descubrió algunas realidades con su mente y conocimiento limitados, como resultado de estos esfuerzos, pero no fue capaz de hallar respuestas satisfactorias a dichas cuestiones. Estas respuestas fueron obtenidas por medio de los mensajes divinos recibidos a través de los profetas. El Sagrado Corán nos dice lo siguiente con respecto a este tema:

“Os hemos mandado un Enviado de entre vosotros para que os recite Nuestras aleyas, para que os purifique, para que os enseñe la Escritura y la Sabiduría, para que os enseñe lo que no sabíais.” (2:151)

Los Profetas fueron enviados para enseñar cómo adorar a su Señor. Es una realidad que el hombre precisa de una guía que le enseñe las formas de adoración, como la oración, el ayuno o la limosna, tal y como viene recogido en el Sagrado Corán. El Señor dio a los hombres unas bendiciones infinitas. Los seres humanos pueden aprender cómo dar gracias a su Señor sólo a través de los profetas que le fueron enviados.

“Si un libro incomprensible no tiene autor, consiste sólo en papel sin significado."

Sözler (Palabras)

Un artista que produce una obra de arte valiosa quiere mostrar su trabajo a personas que estén interesadas en el arte, recibir su admiración y apreciación y hacerse conocido. Él realiza en ocasiones una exposición general en la que muestra todas sus obras. Él nombra a un asistente que informa al público sobre dichas obras y que explica y muestra la exposición a los visitantes.

Del mismo modo, Al-lah creó a los seres conscientes para mostrarles la manifestación de Sus atributos de infinita perfección y belleza. Entre todos esos seres la criatura superior es el hombre. Sin duda, hay una necesidad de un intérprete para comprender la exposición del universo. Éste es el trabajo de los profetas. El universo es como un libro en lo que se refiere a la presentación de los nombres y atributos de Allah. Existe una necesidad de profetas para enseñar este libro a la humanidad.

El hombre necesita un Profeta que necesariamente portará la balanza y la justicia divina.

El Poder Pre-Eterno, que no deja a las hormigas sin un príncipe o a las abejas sin una reina ciertamente no deja a la humanidad sin profetas. El secreto del orden del mundo quiere que sea así. No hay duda”.

Hakikat Çekirdekleri (Semillas de Realidad)

Los profetas son personas distinguidas a las que Al-lah elige por medio de Su gracia para guiar a los seres humanos. Al-lah informó a los profetas sobre los juicios divinos a través de la revelación y les eligió para darlos a conocer y explicarlos a los hombres. El Sagrado Corán dice: “Al Enviado no le incumbe sino la transmisión. Alá sabe lo que manifestáis y lo que ocultáis”. (5:99)

El hombre fue creado para vivir en una comunidad. De este modo, existe la necesidad de que los mensajes traídos por los profetas determinen las normas sociales y legales de forma sabia entre los individuos que forman la misma. De otro modo, el establecimiento de la paz, la seguridad, la justicia, la asistencia social, la solidaridad, la hermandad, la fraternidad, el afecto, el amor y el respeto no alcanzarán el nivel esperado.

A pesar del avance material y técnico de las comunidades de hoy en día, sus problemas sociales se han incrementado a causa de la falta de aplicación de los principios traídos por los profetas. La paz y la felicidad en el seno de la familia han desaparecido. El abismo entre las clases sociales se ha incrementado.

Share this