Anasayfa | El Hayy & Y El Sacrificio

La Primera Llamada Al Hayy


Al-lah ordenó al Profeta Ibrahim y a su hijo, el Profeta Ismael que construyeran la Kaaba hacia el año 2000 a. C. Sin embargo, el lugar de la Kaaba, que fue totalmente destruida durante el tiempo del Profeta Nuh (Noé) por el Diluvio, no era conocido. El Arcángel Yibril (Gabriel) les mostró a ellos el lugar donde había estado emplazada. El Profeta Ibrahim y el Profeta Ismael comenzaron entonces a poner en práctica la orden de Al-lah. Uno de ellos cincelaba las piedras y el otro las trabajaba en el mortero. El lugar de la piedra que fue utilizada como andamio es llamado Estación de Ibrahim. El Profeta Ismael trajo una piedra negra, de la cual se dice que procedía del Paraíso, desde la Montaña de Abu Qubays. Ellos colocaron esa piedra, como señal del inicio de la circunvalación, en el Muro de la Kaaba, donde se encuentra en la actualidad.

Se dice que la Piedra Negra (Hayar al Asuad) funciona como un CD de ordenador, que registra todas las shahadas, saludos y oraciones. La Kaaba es una estructura hecha de cuatro lados y está vacía por dentro.

Después de que el edificio de la Kaaba quedara completado, Al-lah dijo al Profeta Ibrahim: “Ésta es mi casa. Yo te mostré su lugar. Yo te permití construir un edificio allí y te ordené lo siguiente: “No Me asociés nada en la adoración. Limpia Mi casa para aquellos que la circunvalan, aquellos que realizan oraciones, se inclinan o se postran. Proclama el Hayy entre los hombres. Que vengan a pie y montados de lejanos lugares”. Luego Yibril mostró cómo realizar la circunvalación y el Hayy. Él dijo al Profeta Ibrahim: “Proclama el Hayy entre los hombres”. El Profeta Ibrahim preguntó: “¿Cómo debería yo proclamarlo?”. Yibril dijo : “Proclama: “¡Hombres! ¡Responded a la llamada de vuestro Señor!” y lo repitió tres veces. El Profeta Ibrahim preguntó: “¡Oh Señor! ¿Cómo puede mi voz llegar a los hombres?”. Al-lah declaró: “¡Tú proclama! Es mi deber hacer que los hombres lo oigan”.

Ibrahim se subió a una piedra que servía como andamio denominada la Estación de Ibrahim. Él puso sus manos en sus oídos y se volvió a las cuatro direcciones gritando: “¡Oh hombres!”. Al-lah me hizo construir una Casa para Él y Él os ordena realizar el Hayy en ella. ¡Oh hombres! ¡Se os ha prescrito que realicéis el Hayy en la Kaaba. ¡Oh siervos de Al-lah! ¡Obedeced a Al-lah! ¡Responded a la llamada de vuestro Señor! Todos los que oyeron esa llamada dijeron: “¡Labbaik Allahumma Labbaik! (¡Oh mi Señor! Aquí estoy a Tu servicio. Aquí estoy). El Profeta Ismael lo enseñó al pueblo del Hiyaz. (22:26).

Después del Profeta Ibrahim, los politeístas realizaron algunos cambios en la forma y el tiempo de realizar el Hayy. Nuestro Profeta mostró a la gente cómo realizar el Hayy en la práctica, corrigió los errores y dijo: “Aprended los rituales del Hayy de mí. Haced el Hayy como yo lo hago”. Muslim, Hayy, 310

Share this