Anasayfa | Fundamentos de la Fe | La creencia en Al-lah

La Unidad de Al-lah


A menudo se enfatiza en el Corán y los hadices que Al-lah no tiene asociados. Esto se repite diciendo: “No hay más dioses que Al-lah. Él es el único y no tiene asociados”.

Verso:

“Di: Él es Al-lah, Uno. Al-lah el Eterno. No ha engendrado ni ha sido engendrado. Y no tiene par” (112:1-4)

Al-ah es pre-eterno y post-eterno, es decir, Él engloba todos los tiempos y lugares. No tiene principio ni fin. Él no está constreñido por el tiempo y el espacio. No ha engendrado un hijo ni ha sido engendrado por nadie. Así pues, aquel que produce un hijo y que ha nacido de un padre no puede ser una deidad. Al-lah no necesita nada, y todo Le necesita a Él.

Del mismo modo que no puede haber dos directores en una escuela o dos gobernadores en una ciudad, el dueño del universo es Uno. Algunas veces es posible que haya un solo sultán y no haya asociados en su sultanato, pero sus funcionarios y oficiales pueden considerarse asociados a él en sus operaciones. Sin embargo, Al-lah no necesita asistentes o socios en Sus obras en el Universo. Él posee las llaves de todo y sostiene todo lo que existe. Todo queda determinado por medio de Su orden.

El Corán incluye muchas evidencias sobre la Unidad de Al-lah. El Corán nos llama la atención de que si Al-lah tuviera un asociado o asistente, el orden en el Universo se rompería. Así por ejemplo, el Libro dice: “Si hubiera habido en los cielos y la tierra otras deidades distintas de Al-lah, ambos habrían caído en el caos.” (21:22)

Cuando miramos al universo, vemos el sello de la Unidad de Al-lah en todo. Cada ley es una evidencia de la Unidad de Al-lah. La ley de la gravedad o las leyes que son válidas para todos los seres vivos, como el crecimiento y la reproducción, muestran el sello y la soberanía de un Ser que está en todas partes. Lo que opera aquí no son las leyes por sí mismas, sino Al-lah que es creador de estas leyes y el dueño del poder.

En el Universo, los intercambios entre los cielos y la tierra, la relación entre el sol y la tierra y la asistencia mutua entre plantas y animales son las mayores evidencias de Su Unidad.

Share this