Anasayfa | Fundamentos de la Fe | La creencia en Al-lah

Los Nombres y Atributos of Al-lah


Cada creyente quiere reconocer y conocer a Al-lah de la mejor forma. Para conocer a Al-lah la mejor forma es a través de sus Nombres y Atributos.

Verso coránico:

“Los nombres más bellos pertenecen a Al-lah; empléalos, pues, para invocarle” (7:180)

Verso:

“Di: “¡Invocad a “Al-lah” o invocad al “Compasivo”! Como quiera que Le invoquéis, Él posee los nombres más bellos”. (27:110)

Y un hadiz:

“El Mensajero de Al-lah dijo: “Al-lah tiene noventa y nueve nombres y quien los conozca irá al Paraíso” (Bujari, Tauhid, 12)

No es posible percibir la naturaleza de Al-lah. Ninguna mente tiene la capacidad de comprender Su naturaleza. Nuestro Profeta (PB) dijo: “Reflexionad sobre lo que Al-lah ha creado; no reflexionéis sobre la naturaleza de Al-lah”.

Es un importante tipo de adoración y está aconsejado el reflexionar y contemplar la manifestación de los Nombres y Atributos de Al-lah en los seres. Sin embargo, dado que cada uno de los nombres y atributos de Al-lah es infinito, no es posible abarcarlos. Así por ejemplo, si nos fijamos en el atributo Ilm (Conocimiento), Al-lah dice lo siguiente en un verso sobre él:

“Si se hicieran cálamos de los árboles de la tierra y el mar (fuera tinta), añadiéndole aún otros siete mares más, no se agotarían las palabras de Al-lah.” (31: 27)

No es posible comprender la amplitud de Su conocimiento ni siquiera si los mares se convirtieran en tinta y todos los árboles sobre la tierra se convirtieran en cálamos o lápices. Tres cuartas partes de la superficie de la Tierra están cubiertas por agua. En algunos lugares, la profundidad de ésta alcanza los 11 kilómetros. El Corán señala que si estos mares fueran tinta y siete mares más fueran añadidos, el conocimiento de Al-lah no se vería agotado. Comprendemos lo que esto significa a través del siguiente ejemplo.

Si todo el conocimiento de una persona con una inteligencia media fuera escrito con tinta, quizás un vaso de té o una jarra serían suficientes. En el caso de una persona muy inteligente que tenga un gran conocimiento, quizás fuera necesario un recipiente con 100 litros para escribir su conocimiento.

Lo que se desprende de este ejemplo es que los límites del conocimiento de Al-lah no puede ser conocidos porque la inmensidad de Su conocimiento está más allá de la percepción y la capacidad de comprensión del hombre. Debido a su escaso conocimiento, el hombre puede no entender la infinitud de Su conocimiento. Así, el saber que el conocimiento (ilm) de Al-lah no se puede abarcar plenamente por la mente humana forma parte del conocimiento del hombre.

Al igual que Su conocimiento, Su poder, vista, oído, vida y palabra no tienen fin. Puesto que no podemos conocer tan siquiera un solo atributo (ilm) del Creador, cuyos atributos son infinitos, definitivamente tampoco será posible conocer la naturaleza del dueño de esos atributos. No hay seres como él. Él no es del mismo tipo que cualquiera de los seres en el universo. Por lo tanto, no puede ser comparado con nada. Eso es por lo que el Mensajero de Allah (PB) nos prohibió reflexionar sobre la naturaleza de Dios.

Al-lah tiene muchos nombres y atributos.

Al-lah hace al hombre sentir todos Sus nombres a través de su propia alma. La oscuridad de la noche hace que luz se vea, del mismo modo el hombre hace que el poder, la fuerza, la riqueza y la misericordia de Al-lah sean conocidos a través de su debilidad, pobreza, necesidades, defectos y errores. Así pues, el hombre refleja muchos nombres y atributos de Al-lah.

El hombre también muestra los nombres de Al-lah: el Hacedor y el Creador, a través de su creación, el Compasivo y el Misericordioso, a través de su perfecta construcción; el Generoso y el Sutil, a través de sus mejores modales. De este modo, el hombre refleja los diferentes nombres de Al-lah a través de sus órganos, características y sentimientos.

Los ejemplos limitados de conocimiento, poder, vista, oído, señorío y soberanía son sólo un reflejo del conocimiento, poder, vista, oído, señorío y soberanía del Dueño del Universo. Y así la persona puede decir: “Del mismo modo que hago esta casa y sé cómo hacerla, y la veo, la poseo y la administro, el magnífico palacio del Universo tiene un Hacedor. Ese Hacedor lo conoce, lo ve, lo posee y lo administra”.

Los Atributos de Al-lah

a- Atributos Inherentes a Él

· Existencia: Es la existencia de Al-lah. Su existencia es necesaria debido a Su propia naturaleza y no a causa de otros.
De este modo, el atributo del “Ser Necesario” es utilizado para Al-lah.

· Qidam (Pre-eternidad); Su existencia no tiene principio.

· Baqa (Post-eternidad); Su existencia no tiene fin.

· Wahdaniyyah (Unidad); Al-lah es uno.

· Mujalafa lil-hawadith (No guarda similitud con la creación); Al-lah no se parece a ninguna de Sus criaturas.

· Qiyam bi Nafsihi (Autosuficiente); Allah es auto-suficiente. No tiene ninguna necesidad.

b- Atributos Subuti (Inmutables):

· Hayah (Vida); Al-lah tiene vida.

· Ilm (Conocimiento); Al-lah conoce el pasado y el futuro; lo que ocurrió y lo que ocurrirá; lo manifiesto y lo secreto; en resumen, todo.

· Sam‘ (Oído), Al-lah lo oye todo.

· Basar (Vista), Al-lah lo ve todo.

· Qudrah (Poder), Al-lah es capaz de todas las cosas. Tiene un poder infinito.

· Iradah (Voluntad); Al-lah tiene voluntad para hacer lo que quiera.

· Kalam (Habla); Al-lah es capaz de hablar.

Share this